Las plantas y el frío Lo que necesitas saber de un bonsai

 

El jardín y el frío

El frío invernal obliga a tareas de jardinería muy específicas y necesarias. Por eso en esta nota tratamos de ayudarlo a salvar a su jardín de las heladas y que luzca como si todavía fuese primavera.

No hace falta tener un jardín muy grande, sólo basta con un pequeño espacio al aire libre donde usted pueda plantar diferentes especies.
Lo importante es organizarse bien y tener en cuenta algunas técnicas de paisajismo y de jardinería para que aguanten los intensos fríos:

· Organizarse: Es un buen momento comenzar a planificar el jardín desde el invierno así en primavera luce de maravillas. Para esto hay que tener en cuenta el lugar dónde está situada la casa, si hace calor, frío, si hay humedad, etc. Y recién ahí elegir qué especies plantar.

· Los árboles: Hay varias clases de árboles que resisten muy bien las heladas como el fresno, el liquidambar, las coníferas y el plátano. Por otro lado hay especies que sufren mucho del frío y por eso hay que taparlas durante el invierno, durante sus dos primeros años de vida.

Estos son el lapacho, el palo borracho y el jacarandá. También existen productos químicos para protegerlas del frío. Si usted vive en la ciudad de Buenos Aires los más recomendados son el jacarandá, el lapacho, el palo borracho, la cina-cina, los espinillos y la pezuña de vaca.

· Las flores y las plantas: El invierno es un buen momento para plantar toda clase de arbustos y flores perennes y de temporada. Las flores perennes como la margarita, la salvia y la penstemon aguantan todo el año. Otras flores que se ponen muy lindas en invierno son las violas, las prímulas y las violetas de los Alpes.

· Limpieza: Conviene utilizar el invierno para limpiar bien el jardín y prepararlo para la primavera. Conviene comenzar con la limpieza de algunos arbustos un mes antes de la llegada de la primavera. Es recomendable siempre podar con el asesoramiento de un especialista.

También el riego es muy importante para proteger al césped de las heladas. Si usted tiene balcón o macetas en su patio es bueno regar las plantas cada unos días.

· La orientación: Siempre es bueno, a la hora de planificar una casa, que el jardín esté orientado hacia el nordeste. De está manera podrá disfrutar del sol matutino y las plantas crecerán en buen estado.

Es ideal consultar a un paisajista para que nos ayude a elegir qué plantas son mejores a los distintos puntos cardinales. Al ser una orientación muy fría conviene plantar vegetación dura y geométrica, con pastos tipo musgo.

· El ambiente: Si usted tiene un espacio cubierto entonces conviene elegir aquellas plantas que no necesitan de mucha luz ni de mucho agua, como por ejemplo los jazmines. Si están todo el tiempo al aire libre se necesitan de plantas más resistentes a los cambios climáticos.

Como dice el dicho “sobre gustos no hay nada escrito”, entonces cada uno hará de su jardín “su” espacio. Lo que recomendamos desde acá es combinar arbustos, plantas perennes y flores de temporada. Esta receta es eficaz para que su jardín luzca bien en cada estación del año.